osefina Monasterio, la fisicoculturista de 71 años que lucha contra los estereotipos de vejez

osefina Monasterio, la fisicoculturista de 71 años que lucha contra los estereotipos de vejez
osefina Monasterio, la fisicoculturista de 71 años que lucha contra los estereotipos de vejez

REDACCIÓN.- Tiene 71 años y dos hijas, se siente de 30 y asegura estar mejor que jóvenes de 20. Josefina Monasterio, la venezolana que se reinventa cada 10 años, vive una etapa plena dentro del fisicoculturismo y es un ejemplo, y referencia en Vero Beach, Florida, Estados Unidos.

Una mujer fuerte por dentro y por fuera, una mujer que se caracteriza por su alegría y positivismo, salvo cuando tiene que hablar de Venezuela. En una entrevista con Infobaecompartió su estilo de vida, lejos de cualquier tipo de esteróides.

3 AM: Arranco mi día leyendo la biblia, rezo, medito y reflexiono por una hora y media

4:30 AM: Salgo a correr diez kilómetros, cinco trotando y cinco caminando de regreso. Termino cerca de las seis de la mañana.

6 AM: Practico media hora de yoga frente a la playa y, a partir de la salida del sol, estoy metida en el mar. Me baño, gozo, estoy con los peces. Mientras todos duermen, yo absorbo un nuevo día. Un nuevo amanecer.

8 AM: Llegó a mi casa y desayuno. Nunca puede faltar una porción de avena en él. Antes de ir al gimnasio ingiero una porción de carne, una fruta, o algo por el estilo.

De 10 a 12:30: Entreno una parte del cuerpo en particular. Yo no voy al gimnasio a socializar, porque creo en la conexión de la mente y el músculo.

12:30: Vuelvo a mi casa y almuerzo. Una comida basada en mi proteína favorita: El pollo, puede ser con papas, brocoli o coliflor. Después de almorzar me queda el resto del día libre para hacer quehaceres de la casa.

5 PM: Se me apaga la luz. A partir de esa hora, hago cosas que no requieran mucha energía.

Ese es mi ritual, lo llamo así porque los rituales tienen un sentido de reverencia, respeto, reflexión y adoración. No es una rutina.
¿A qué edad comenzó a practicar este "ritual"?

A los 59 años. Un muchacho, que tiene un gimnasio, empezó a hablarme del Bodybuilding. Pero claro, yo no tenía ni idea de lo que era eso, entonces me dijo "yo te entreno" y empecé en enero del 2005. Seis meses después me metió en mi primera competencia donde gané todo. Así comencé mi carrera dentro del fisicoculturismo hasta el día de hoy.

No estoy de acuerdo con la toma de esteródies. El deporte es deporte, mente sana cuerpo sano.

¿Cómo comenzó su pasión por el cuidado del cuerpo?

Comencé mi carrera deportiva en Venezuela, como corredora, desde cuarto grado. Después seguí con la carrera de gimnasia y posteriormente estudié para profesora de educación física. Cuando llegué a Estados Unidos empecé Yoga.

¿Por qué se fue de Venezuela?

Salí de Venezuela en 1975 porque mi ambición, después de graduarme en el Instituto Pedagógico de Caracas, era sacar la maestría y en mi país no había. Ese era mi sueño. Acudí al gobierno venezolano para que me dieran una beca para estudiar en el extranjero y en ese año lo logré. Llegué a Washington. Tuve que estudiar inglés por seis meses, si no aprendía lo suficiente me mandaban de regreso y eso no era una opción para mí. Finalmente, después de años de estudio logré sacar mi doctorado en Masachussets

Siempre he creído en que una persona debe rehacerse. Yo me reinvento cada 10 años, fue así que en los últimos diez me reinventé con el fisicoculturismo.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *