Se acabó compartir la cuenta: el plan que estudia Netflix tras la pérdida de 200.000 suscriptores

Se acabó compartir la cuenta: el plan que estudia Netflix tras la pérdida de 200.000 suscriptores
Se acabó compartir la cuenta: el plan que estudia Netflix tras la pérdida de 200.000 suscriptores

La plataforma de streaming no está pasando por su mejor momento en lo económico y en lo que se refiere al valor de la marca. La subida de precios para evitar que se comparta la misma cuenta de Netflix ha hecho que sufra una pérdida de suscriptores nunca antes vista. Sin embargo, la empresa norteamericana busca la manera de reflotar la confianza ante sus productos y su subida de precios.

La pérdida de clientes está lejos de ser solucionada por Netflix, quien estima que en el próximo semestre se pierdan otros dos millones. Para ello, la multinacional ya ha empezado a hacer pruebas para comprobar la aceptación que tienen sus medidas, aún primitivas, en los diferentes mercados que posee. Sudamérica ha sido el primer lugar de ensayo.

Greg Peters, COO de Netflix, dice que esta prueba es un test antes de poder aplicarlo en todo el mundo. "Acabamos de hacer las primeras tres grandes pruebas, pero nos llevará un tiempo resolverlo y conseguir el equilibrio adecuado", declara.

¿De qué manera vamos a pagar más?

La empresa ha descartado usar servicios de GPS para averiguar quién está usando la plataforma fuera de casa, sino que tendrá en cuenta la dirección IP y otro tipo de información sobre los que se utilizan para conectarse a Netflix.

¿Qué opción da Netflix?

 Para la plataforma de streaming, 100 millones de casas tienen la cuenta compartida. Esto es, casi la mitad de los clientes son de Canadá y Estados Unidos, una oportunidad para aumentar ingresos de manera considerable por parte de la multinacional.

Desde las oficinas de Netflix se estima que esto es mucho dinero. Los clientes de la plataforma tienen la opción de añadir subcuentas, que no perfiles, para todos aquellos que no residan en el domicilio familiar. Estas cuentas tienen su propio identificador y contraseña. No es gratuito, pero es significativamente más barato que abrir una cuenta propia. En países de Sudamérica se ve mejor la diferencia en el precio: en Perú valdría 1,9€ por cada seis euros

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *