El yate Flying Fox rumbo a Turquía

El yate Flying Fox rumbo a Turquía
El yate Flying Fox rumbo a Turquía

Un yate de lujo vinculado a un oligarca ruso se dirige a Turquía después de que, según informes, Estados Unidos lo investigara por acusaciones de tráfico de armas y lavado de dinero.

El Flying Fox, un barco de 446 pies con un valor de $ 400 millones, es propiedad de Dmitry Kamenshchik, según informes de los medios. Kamenshchik, presidente del Aeropuerto Domodedovo de Moscú, tiene una
valor neto de $ 2.1 mil millones, según Forbes.

El superyate estuvo anclado por primera vez el 21 de marzo en Puerto Don Diego en la República Dominicana durante un mes antes de zarpar el 22 de abril sin destino, informaron los periódicos locales Dominican Today y Diario Libre.

En el momento de escribir este artículo, Flying Fox navegaba hacia el este frente a la costa de Argelia, con el morro apuntando hacia Turquía, según los datos de seguimiento de barcos de Marine Traffic. El puerto de destino «no fue reconocido» en el sitio de Marine Traffic.

El gobierno de Turquía no ha sancionado a Rusia por su guerra en Ucrania, lo que significa que los activos de los oligarcas rusos están a salvo de incautaciones en el país. En los últimos meses, Turquía se ha convertido en un destino popular para que los yates de los oligarcas rusos amarren y eviten las sanciones, incluidos los barcos de Roman Abramovich y Oleg Deripaska.

Cuando el Flying Fox atracó en Puerto Don Diego en marzo, autoridades de EE. UU. y República Dominicana abordaron el yate para realizar una búsqueda por presunto tráfico y lavado de dinero, informaron Diario Libre y Dominican Today. Luego, las autoridades confiscaron el yate, según ambos informes.

Luis Abinader, presidente de República Dominicana, dijo que si no había resultados de la investigación del Flying Fox, las autoridades liberarían el yate, informó Diario Libre.

El Ministerio Público confirmó a Dominican Today que el Flying Fox había salido del puerto en abril, pero los trabajadores del puerto le dijeron al periódico en línea y a Diario Libre que desconocían hacia dónde se dirigía el yate.

El Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de EE. UU. y el ministerio de la presidencia de la República no respondieron de inmediato a la solicitud de comentarios de Insider.

Se rumoreaba que Flying Fox pertenecía al fundador de Amazon, Jeff Bezos, pero un representante del gigante minorista le dijo a Insider en agosto de 2019 que no era su embarcación. El superyate cuenta con una gran piscina, un cine, un hospital y dos helipuertos, según SuperYacht Fan.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *